logo

Con motivo del 8 de marzo, desde Túnicas Nazarenas, os traemos una entrevista con una persona que ostenta el considerado mayor cargo que puedo ejercer un hermano o hermana en una hermandad, como es ser elegido Hermano Mayor. 

Os presentamos a la Hermana Mayor de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Esperanza de Dos Hermanas que amablemente ha aceptado nuestra invitación para ser entrevistada.

TN: Nuestra Hermana Mayor se llama Rocío Granado, estamos super orgullosos de que en Dos Hermanas tengamos una Hermana Mayor en una de nuestras hermandades

 

RG: Hay dos más, la primera fue la de Hermandad de la Cena y después la de la Hermandad de Santa Ana, soy la tercera

 

TN: ¿Desde cuándo pertenece usted a la hermandad y cuál ha sido su trayectoria?

 

RG: Llevo en esta parroquia desde hace más de 40 años, en ese tiempo he participado en todas las cosas de la hermandad. No me hice hermana hasta bastante tiempo después.

 

TN: ¿O sea, participabas, pero no eras hermana?

 

RG: Participaba pero no era hermana. Tengo dos hijos, y la niña, que actualmente tiene casi 24 años, quería salir de nazarena en la Hermandad, entonces hice hermana a la niña, es más antigua que yo, de hecho, las cartas de la Hermandad llegan a mi casa a nombre de mi hija. Te cuento como fue la historia.

Un domingo de Ramos que llovió, como la niña era pequeña, tenía 5 añitos, los hermanos tenían que esperar a ver si salían dentro de la parroquia; empezó a llorar y me llamaron para que entrara allí con ella, ella me pidió que para el siguiente año me hiciera hermana y podía está con ella. Y así fue como oficialmente me hice hermana de mi Hermandad hasta el día de hoy.

Cuando me hice hermana comencé a salir de nazarena, hacia mi estación de penitencia y a la vez acompañaba a mi hija que estaba feliz de tenerme a su lado. Estuve saliendo dos años, pero padezco de fibromialgia y esto era físicamente agotador, hacer una estación de penitencia es algo bastante duro, por lo que tuve que dejar de salir como nazarena. Seguía en la hermandad ayudando en todo lo que podía, aportando mi granito de arena durante todo el año

 

TN: Bueno Rocío, dejo de hacer estación de penitencia como nazarena, pero siguió año tras año ayudando a la hermandad, ya que, aunque termine la semana santa, detrás de una hermandad hay muchísimo trabajo.

 

RG: Exacto, estuve un tiempo sin salir de nazarena, entonces el antiguo Hermano Mayor, Juan Carlos Gómez Quirós , vino a buscarme, por mi trayectoria en la parroquia, para contar conmigo en la junta de Gobierno, esto suponía un nuevo reto para mí y la verdad no sabía cómo podría encajar esto en mi vida cotidiana con mi trabajo, mi casa, mis hijos…, pero yo no se decir que NO y si Dios quería que yo estuviera ay por algo seria.

 

TN: Algo te motivaría, ¿qué le motivó a presentarse a este cargo?

 

RG: Bueno, la verdad, siempre lo que me ha motivado y sigue motivándome es el servicio y la ayuda a los demás, yo soy una persona que no me puedo estar quieta si veo que alguien necesita de mí. 

TN: Dentro su familia, ¿tiene algún referente femenino, que le hubiera inducido a presentarte?

 

RG: No, para nada.

Mis padres son personas no creyentes, y ellos nunca han pisado ni la Hermandad, ni la iglesia. Soy la única de mi familia que está involucrada en una hermandad

 

TN: Fíjese, su fe parece inspirada por el Espíritu Santo

 

RG: Si, la verdad es que si, es curioso, porque además me llamo Rocío, aunque me iba a llamar solo María, pero me llamo Rocío porque nací bajo la Vigilia de Pentecostés, la monja que ayudo a mi madre a traerme al mundo se tuvo que venir de la Vigilia para asistir a mi madre en el parto, cuando nací le preguntó qué ¿cómo quería que me llamara? y mi madre le dijo María; la monja dijo: ¡La niña no se llamara solo María, la niña debería llamarse María del Rocío!...es posible que el Espíritu Santo se empreñe en llevarme por caminos que nunca me había planteado.

La verdad es que nunca me lo había planteado, y mucho menos, ser Hermana Mayor, jamás.

Porque esto requiere muchísimo esfuerzo, son los 365 días del año, no solo es el Domingo de Ramos.

 

 TN: ¿Usted es consciente que su cargo es un referente para las nuevas generaciones, las jóvenes verán en usted un ejemplo a seguir?

 

RG: Es verdad que Hermanas Mayores son minoritarias, aunque en dos Hermanas que es un pueblo, somos la excepción con tres Hermanas Mayores porque no es normal, pero yo no intento ser referente de nada, surgió la situación que me llevó a tomar esta decisión, mi idea no era ser referente, era servir y ayudar al que lo necesite. Soy consciente que muchas niñas del grupo joven pensarán que es posible. Mi vida ha sido así, soy Ingeniero, cuando empecé era la única mujer de una clase de doscientos, pero no buscaba abrir ningún camino, me gustaba esa carrera y la estudié. No buscaba ser referente, busco la identidad de cada persona y que se respeten sus derechos, independientemente que sea hombre o mujer, pienso que todos somos hijos de Dios, y como tales, no los hay ni más grandes ni más chicos, somos todos iguales, trato con el mismo respeto a un niño de 5 qué a una persona de 80.

 

TN: ¿Qué retos se le plantean durante el tiempo que dura el cargo?

 

RG:  En esta Junta de Gobierno hay más mujeres, la Secretaria y la Promotora Sacramental, los tres primeros cargos son mujeres, y después la Diputada de Caridad también es mujer, somos cuatro, este era uno de los principales retos que me plantee, que hubiera más mujeres, no buscaba la paridad, porque la inmensa mayoría de las mujeres de la Hermandad está en su casa y en su trabajo y pertenecer a la Junta requiere mucho esfuerzo, requiere dedicar tres o cuatro horas al día a la Hermandad

Quiero que la Hermandad del Cautivo sea una Hermandad de referencia, de puertas abiertas, que todo el mundo pueda venir y sentirse en su casa

 

TN: Rocío, Esto que dice usted es estupendo porque cada vez se ven más jóvenes que son ellos los que toman la iniciativa de acercarse a una Hermandad para hacerse hermano y pertenecer a ella

 

RG Si es verdad, vienen muchas abuelas diciéndonos: Es que mi nieto dice que quiere salir aquí en esta Hermandad, en el Cristo o en la Virgen

 

TN: ¿Qué es lo que más le gusta y lo que menos del puesto de Hermana Mayor?

 

RG: Me da una experiencia de vida increíble y aunque es algo agotador, también es muy satisfactorio, al poder hacer algo por los demás.

 

Desde Túnicas Nazarenas nos hemos sentidos muy honrados con la deferencia de Rocío Granados regalándonos su tiempo, ayudándonos a realizar esta entrevista. Hemos constatado que su labor es impagable porque se mueve por un deseo de ayuda y filantropía hacia su Hermandad, no se siente un ejemplo, pero lo es, un ejemplo de amabilidad, disponibilidad, superación y humildad.

Muchas gracias Rocío, por tu labor altruista, en lo que necesite tanto usted como su Hermandad, cuente con Túnicas Nazarenas

Compartir esto