Menú

Cómo eliminar las manchas de cera de tu túnica de nazareno (y mantenerla como nueva mucho tiempo)

Las  túnicas de nazareno son un elemento importante para las hermandades y los hermanos, dan personalidad a las tradicionales procesiones de Semana Santa.

Sabemos que son importantes porque vemos el cariño con el que la recogen nuestros clientes, soñando con su futura estación de penitencia.

La cera de las velas que se llevan en las procesiones son uno de los principales problemas que nos encontramos a la hora de limpiar los hábitos.

Se “pega” al tejido y deja una mancha grasa que puede estropear el hábito si no se trata correctamente.

Por eso hemos querido recopilar unos cuantos consejos generales que te ayuden a mantener perfectas las túnicas de nazarenos después de la Semana Santa.

¡Vamos con ello!

photo credit: Nicatli Nazareno via photopin (license)

Asegúrate de conocer el tejido del que  está hecho tu túnica nazarena

Las hermandades tienen reglas estrictas que regulan las túnicas, con o sin cola, con o sin capa, con o sin cinturones…

Los tejidos más utilizados para la confección de las túnicas son sarga, ruan, raso y terciopelo… Telas de alta calidad, que requieren unos cuidados y un mantenimiento específicos. Es importante que conozcas que tipo de tejido es el de la túnica y el antifaz que quieres limpiar, para aplicarle el tratamiento más adecuado.

Túnicas y antifaces se suelen confeccionar con tejidos naturales, como son el algodón o la lana.

Pero estos tejidos pueden tener acabados especiales, como es el encerado en el caso de rúan o el pelo en el caso de terciopelo. Por ello, estas clases de tejidos necesitan cuidados muy especiales, no sólo en la propia limpieza, sino también en el acabado o planchado.

Por ejemplo, el terciopelo se lleva mal con los productos de limpieza alcalinos y el exceso de calor o rozamiento durante el planchado.

Por su parte, al ruán (también al terciopelo) no le conviene nada el lavado acuoso.

Cometer alguno de estos errores puede echar a perder tu túnica o capirote de por vida, provocando daños irreparables. Así que vamos a aprender a cuidar tu túnica del modo correcto.

3 remedios para mantener tú hábito nazareno en perfecto estado


Toma nota de nuestros consejos, que llevamos muchos años en esto 😉

1. Guarda tu túnica siempre limpia

La primera recomendación para poder disfrutar de tus prendas de celebración de la Semana Santa, año tras año y en perfectas estado,  es que nunca debes guardarlas sucias de una temporada a otra.

Por nuestra experiencia,  además de las posibles manchas de sudor o cera, se une la suciedad en los bajos, especialmente si se trata de años lluviosos.

Esta suciedad penetra en los tejidos y, si no se limpia bien, quedará una marca imposible de quitar.

Dependiendo de la naturaleza de la manchas y condiciones atmosféricas (humedad, exposición a la luz, posibles microorganismos…) puede incluso que el tejido se vea afectado en su estructura, dando lugar a la proliferación de nuevas manchas de color amarillento y hasta posibles agujeritos en el tejido.

2. Las túnicas de tejidos delicados, mejor con limpieza profesional

Las túnicas de nazareno confeccionadas en lana, ruan y terciopelo solo pueden limpiarse en seco.

Por eso te recomendamos que acudas a los expertos para su limpieza: tu tintorería de confianza.

El resto de tejidos puedes limpiarlo  siempre como si de una prenda muy delicada se tratase y evitando el secado en secadora. 

Hay otra observación añadida, que siempre debemos tener en cuenta, que son las habituales manchas de cera. Enseguida vamos con eso.

3. Los complementos del hábito también deben limpiarse

Las túnicas tienen muchos complementos como son los cíngulos, los escudos,  los bordados o  los botones (forrados con raso o terciopelo)  que pueden estropearse si se limpian en la lavadora. Por eso es mejor retirarlos antes de lavarlos en agua en casa. Lo mismo ocurre con los cinturones o cordones.

Los capirotes son conos de cartón o poliuretano en forma de rejilla, por lo que no pueden lavarse en agua, ya que se provocan deformaciones igualmente irreparables.

Pero el tema que más preocupa a los hermanos de las cofradías son las manchas de cera. Son uno de las grandes problemas a los que se enfrentan los nazarenos para tener sus túnicas impecables de un año a otro.

Pero ahora sí, vamos a contarte como eliminarlas fácilmente. Por cierto, tienes que quitar las manchas de cera antes de lavar la túnica, sobre todo si vas a hacerlo en casa.

Cómo eliminar las manchas de cera de las túnicas de nazareno

Existen varios trucos caseros para sacar la cera de las túnicas de nazareno.

Queremos contártelas todas, pero te diremos cuál es la que preferimos en Túnicas Nazarenas.

1. Usar productos de limpieza específicos

Lo primero que hay que hacer es retirar la cera con un cuchillo (y mucho cuidado de no raspar la tela).

Después frotar la cera restante con algún producto domestico recomendado para este tipo de manchas.

Esta no es la opción que más nos gusta, porque se corren dos riesgos importantes que debes conocer:

  • Si no tienes cuidad, puedes agujerear la tela con el cuchillo.
  • Los productos químicos pueden alterar el color, el acabado o el encerado del tejido.
  • Cualquiera de las dos cosas causaría un daño irreversible a tu túnica.

2. Usar la plancha con un papel absorbente

 Otro método, el más conocido, es poner un papel de estraza (o de cocina) encima de la mancha de cera y aplicar la plancha caliente encima.

De este modo, la cera, al derretirse, queda pegada al papel absorbente.

El inconveniente es que después pueden quedar cercos de la grasa de las manchas de cera.

En algunos casos hay quien, después del papel de estraza y la plancha, aplica polvo de talco, con el fin de terminar de absorber la mancha del tejido, y hacer una limpieza final cepillando bien la prenda.

3. Encargarle la limpieza a un profesional

En tintorería las manchas de cera se eliminan fácilmente, gracias al tratamiento de limpieza en seco y la acción solvente que ejerce sobre este tipo de mancha.

Además se eliminan de manera rápida, sin dejar restos, ni daños en la superficie del tejido.

Cuida tu túnica para mantenerla como nueva durante muchos años

Ahora que ya sabes cómo eliminar las manchas de cera de tu túnica de nazareno, vamos con el conejo final.

Después de la limpieza, no olvides guardarla dentro de una funda protectora (pero que sea de tela, nunca de plástico) para evitar las arrugas, la formación de manchas y el roce con otras prendas.

Luego almacena la funda en lugar seco y protegido de agentes atmosféricos, como la luz o el calor, la humedad…

De este modo, mantendrás tu hábito en perfectas condiciones, listo para salir en la próxima Semana Santa.

Si quieres guardar estos consejos (y algunos más), descárgate aquí nuestra Guía completa

Comparte si te ha gustado:
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

cinco × 4 =

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00